sábado, 8 de agosto de 2020

Estas son las reformas que 'necesitaremos' después del confinamiento

La covid-19 nos ha obligado a estar un buen tiempo metidos en casa, lo que ha puesto de manifiesto las carencias de los hogares y nos ha hecho valorar lo que echábamos en falta en el lugar en el que nos encontrábamos. Los expertos en decoración, interiorismo y arquitectura coinciden en que hay un antes y un después del confinamiento. Las casas se transforman y queremos poner la mirada en las reformas que serán las más demandadas tras esta etapa (algunas lo son ya). Reformas que apuestan por rescatar antiguas terrazas cerradas, unir cocina y salón o darle más relevancia a la tecnología.

Abrir la cocina al salón

Si ya era una reforma estrella, indispensable en el caso de viviendas pequeñas; el confinamiento le ha dado puntos. El estudio Arquitectos Madrid 2.0 destaca esta reforma: "la incorporación de la cocina a la zona de estar después de darse cuenta de lo apartada que se queda del resto de la vida familiar la persona que está cocinando. La propuesta es plantearla completamente abierta o separada por una cristalera".


Terraza siempre a punto

Otra de las demandas que deja el confinamiento responde al deseo de "volver a disponer de la terraza exterior que, tiempo atrás, se había decidido cerrar para ganar más metros interiores a la vivienda", explica Tomás Fernández de Arquitectos Madrid 2.0. Así puede que la reforma de recuperar la terraza como tal sea una de las más solicitadas tras la cuarentena, pero seguro que la de poner a punto ese espacio exterior también. Los que cuentan con él muchas veces lo descuidan. Conviene mantenerlo siempre a punto y listo para usarlo en cualquier momento del año con revestimientos en buen estado y resistentes y mobiliario práctico y funcional, como esta terraza decorada por The Room Studio con sencillez y confort.


Espacios con continuidad

Como en el caso de las terrazas y balcones, otra de las reformas que vas a querer hacer cuando termine el confinamiento y pase la desescalada es dar continuidad al salón o zona de día con el exterior. Las casas que han disfrutado de un jardín han valorado la libertad que les daba ese espacio. Las reformas van a ir encaminadas a proyectar la vida en un concepto in & out, dentro-fuera (como se siente esta vivienda decorada por Living by AEDAS Homes). Que el estilo decorativo sea similar, que haya conexión y continuidad visual, que se disfrute de lo de fuera desde dentro aún en los días sin sol… Incluso, "sacar" una pequeña cocina también fuera -cuando las dimensiones del jardín lo permitan- para hacer vida allí.


Menos tabiques y divisiones móviles

Jugar en el salón, trabajar en el dormitorio, hacer yoga en la terraza… el confinamiento ha hecho que nos replanteemos los espacios y las funciones o tareas que llevamos a cabo en cada uno de ellos. Así que una de las reformas más demandadas tras el confinamiento será la de querer incorporar peneles móviles, puertas correderas, acristalamientos… de manera que se pueda abrir un ambiente o delimitar cuando es necesario para realizar esa actividad con algo de privacidad. Se trata de eliminar tabiques, incorporar otras propuestas o buscar soluciones para separar ambientes.


Rincones para cada uno

Otra de las reformas irá encaminada a sacar partido a los metros para ganar rincones en los que poder llevar a cabo en casa nuestras aficiones. Esto hará que las viviendas sean hogares saludables en los que podamos hacer lo que nos gusta. Puede tratarse de un rincón de lectura, manualidades, meditación o yoga en casa, ejercicio… Esto puede pasar por replantearse el uso de las habitaciones. Quizá hemos visto que no es tan necesario un cuarto de invitados.


Un mejor aislamiento

Sin duda, la reforma que querremos tras el confinamiento para nuestra casa por mejorar el aislamiento por varios motivos. Eso pasa por plantearnos el estado y calidad de las ventanas -los cristales de baja emisividad no dejan que el calor externo entre en y permiten la reducción entre un 30% y 50% del consumo de energía-. Una casa bien aislada es una casa silenciosa en la que no entran los ruidos ni por las ventanas ni por las paredes. Desde la marca de aislamiento Rockwool (www.rockwool.es) recomiendan "apostar por un buen aislante acústico de lana de roca. A parte de ser sostenible, reduce los ruidos que provienen de la calle y los vecinos, lo que permite aumentar la concentración hasta en un 50% y, por lo tanto, la productividad", algo esencial si pensamos en el teletrabajo -no olvides que el homeworking ha venbido para quedarse-.

Además un buen aislamiento hará que se note en una rebaja de la factura electrónica ya que el interior está mejor aislado del calor y del frío. Pasar mucho tiempo en casa ha puesto de manifiesto que el gasto energético ha aumentado. "Aislar nuestro hogar cuando acabe el confinamiento con materiales eficientes energéticamente nos ayudará a mantener una temperatura agradable todo el año y notarás de inmediato una reducción en la demanda de energía de tu casa", comentan desde Rockwool. 


Un espacio para trabajar en casa

Sin duda, el teletrabajo se impone. Si todavía tras el confinamiento hay una recomendación de mantener esta forma de trabajo; el día a día ha demostrado que es posible trabajar desde casa. En el futuro, el proceso de implantación del homeworking se acelerará. Así que es importante planificar la distribución de la casa en la reforma de manera que el despacho tengo un lugar adecuado. La interiorista Pia Capdevila opina que "hay que pensar en espacios bien organizados, que no sean despachos al uso". Entre sus recomendaciones destaca que el espacio "sea amplio y cómodo, con suficientes enchufes, mejor con luz natural, con muebles cerrados para almacenaje y con una estética ligada a la del espacio donde se va a ubicar esta zona de trabajo. Hay que pensar bien cómo lo integramos y qué estancia es la más recomendable". Para los expertos en decoración de PortobelloStreet.es (www.portobellostreet.es) “no todo vale y solo los profesionales con contrastada experiencia pueden ayudarte a conseguir la mejor versión de tu propio hogar”.

En relación a esa necesidad de llevar a cabo el trabajo desde casa, desde Arquitectos Madrid 2.0 tienen claro que una de las reformas que más se va a demandar va encaminada a la necesidad de mejorar la tecnología: "se buscará una experiencia mejor y más personalizada de nuestro hogar, controlada desde el móvil; y tencnología que permita una conexión a Internet cableada, no tan dependiente del Wi-Fi”.


Ganar espacio de almacén

El orden es clave tanto en una vivienda grande como pequeña para que los espacios se sientan despejados y en armonía. Nos aporta bienestar percibir cualquier estancia organizada. Eso pasa por una petición de mejorar, rentabilizar o ampliar el número de armarios y muebles para guardar en las próximas reformas. Para la diseñadora de interiores Pia Capdevila (Piacapdevila.com), “es muy importante tomar conciencia de todo ello y plantear bien cómo queremos vivir y mejorar nuestras casas”.


Un salón multiusos para usarse en familia 

David González y Alberto Torres, fundadores de PortobelloStreet.es, lo tienen claro: "las estancias que más se van a adaptar en la era post covid-19 son el dormitorio y el salón, teniendo en cuenta la multifuncionalidad a la que han sido sometidas durante el confinamiento", y añaden que "habrá que compatibilizar dos usos distintos en el mismo espacio”. Ellos mismos creen que en materia de interiorismo esta etapa ha señalado que lo importante “es tener menos pero que sea bueno, útil y elegante, que aporte calidad de vida y nos genere bienestar”.

En el caso de los salones, amueblarlos con las piezas básicas, que se adapten en tamaño al salón, con una distribución inteligente que saque partido al espacio y con muebles que puedan desplazarse o moverse para dejar espacio libre para hacer yoga, jugar; crear una zona de reunión alrededor de la mesa de centro; ver una película en familia… David y Alberto apuestan por "una mesa de centro como una pieza clave. Exige multifuncionalidad, por ejemplo, como mesa auxiliar de apoyo, para trabajar con el portátil o para cenar frente al televisor. Pero, y sobre todo, también ha de ser ligera“para poderla apartar y dejar espacio cuando el salón se convierta en un gimnasio”.


Dormitorios que se transforman

Las reformas que se querrán hacer tras el confinamiento y que "afectan" al dormitorio irán relacionadas con la necesidad de ganar luz natural porque ya no solo se duerme en ellos. Los dormitorios se han posicionado como un lugar en el que instalar el espacio de trabajo, desconectar del bullicio de la casa, leer… Revestimientos confortables que aíslen, más luz, menos ruidos o muebles ligeros con doble uso (como una cómoda con excritorio o estantería con mesa) son las nuevas peticiones. Incluso, si el tamaño de la estancia lo permite, como en este proyecto de The Room Studio, crear una zona de tertulia a modo de saloncito improvisado.


Para más información y fotos: https://www.hola.com/decoracion/galeria/20200615168735/reformas-casa-mas-demandadas-despues-confinamiento-am/10/